Acerca de mi

Hola visitante.

Primero quiero darte la bienvenida a mi blog. Mucho gusto soy Hefestión. Antes que cualquier cosa, soy una persona normal y soy gay . Si; soy gay, que no te espante. Con papá y mamá. Estudios, título universitario. Sueños, miedos, esperanzas. Éxitos y fracasos. Con un solo amigo de verdad y con unas ganas de hacer crecer mi familia, formando una  familia propia.

Mucha gente me pregunta ¿por qué Las Crónicas de Hefestión? Eso se remonta al 14 de mayo de 2006, día en que decidí empezar un blog. Era uno de esos momentos de mi vida en que estaba triste. Triste por amor. Reflexionaba de cómo sería un amor como el de Alejandro y Hefestión en la actualidad. ¿Difícil de imaginar, eh? Ahí nacieron Las Crónicas de Hefestión, como una manera de desahogar toda la tristeza que sentía en aquel momento. De ahí en adelante las cuales fueron evolucionando hasta lo que es este espacio hoy en día. ¿Pero por qué Hefestión, un nombre griego si eres Venezolano? Adopté el nick de Hefestión porque es un personaje que admiro por su valentía, por su firmeza, por su desprendimiento, por su lealtad y por su infinito amor. 

Aquí encontrarás muchas cosas. Encontrarás muchas facetas de mi aquí. Durante los últimos años he pasado por muchas cosas, y cada una de esas cosas influyó de una u otra manera en este sitio. Aquí están mis miedos, mis esperanzas, mis malestares, mis problemas, mi corazón roto, mis ganas de luchar, lo que siento, lo que pienso, lo que me gusta. Encontrarás parte de mi, pero no todo de mi.

Encontrarás también las cosas que me gustan. Películas, cortometrajes, videos, animes, Yaoi, artículos… No todo lo que publico me gusta, pero si le gusta a alguien más, con gusto lo publico. Ten la libertad de hacerme cualquier petición, que si está en mis manos, no dudes que te la cumpliré.

Hay cosas para todos, para heterosexuales, homosexuales, bisexuales y transgéneros. Creo en la diversidad y la abolición de de los ghettos. No me gusta la homofóbia, pero tampoco \”el ambiente\”. Hay más cosas que nos unen más como seres humanos, que la que nos separan.
Bienvenido a las Crónicas de Hefestión….
…Mi nombre es Daniel, y siéntete como en tu casa.